Las jornadas de trabajo podrían extenderse o acortarse según la necesidad de la empresa y los acuerdos con sus empleados

Teiga Castrellón

El exministro de Trabajo y ahora diputado, Luis Ernesto Carles, expresó a RPC Radio que el Código de Trabajo de Panamá tendría que flexibilizarse para evitar que muchas personas queden sin empleo y el cierre de empresas en vista de la crisis generada por el coronavirus.

"En la mesa económica laboral en la que están sentados los diversos sectores sugiero tomar acciones muy concretas que van a ayudar a esa reactivación, pero al mismo tiempo a preservar empleos. Tenemos que ayudar a las empresas, las empresas son las que generan empleo, el empleo permite tener un salario, el salario te permite darle sostenibilidad financiera a tu familia y poder consumir lo que tú necesitas y lo que tú consumas activa la economía, es como una rueda", expresó Carles.

Publicidad

El exministro señaló que para que eso se dé se deben flexibilizar algunas normas laborales que le permitan a las empresas reactivarse con mayor celeridad.

Entre las acciones que plantea Carles está la de extender la jornada laboral diaria a los trabajadores acortando los días de operación en la semana, en vista de que hay empresas que no necesitan funcionar los seis días de la semana y se ahorrarán gastos operativos al trabajar menos días. Se trabajarían entre 9 o 10 horas diarias, pero se descansaría tres días.

Carles también recomienda que en la mesa de trabajo se debe hablar de acuerdos en las guías tripartitas para cuidar los empleos como clave principal.

Otra alternativa sería la de disminuir la jornada semanal, pero que se le pague al trabajador por las horas laboradas, ya ese decreto lo reguló el Gobierno.

"Tiene que haber mucho diálogo social entre el trabajador y el empleador, cuentas claras, guías claras, protocolos claros para que puedan funcionar esas economías cuidando los derechos de los trabajadores", sentenció el exministro.

Sobre el apoyo a las empresas Carles aconsejó que se les puede reducir la moratoria fiscal, el impuesto de consumo de bienes y servicios, ampliar el control de precios para alimentos y artículos de primera necesidad y establecer préstamos comerciales y financiación para la reactivación pequeña y mediana empresa.

Para el diputado es más imperativo sentarse a discutir qué acuerdos se pueden lograr, para que las empresas se reactiven y los empleos se mantengan, lo primero es la flexibilización de algunas de las normas laborales más allá de sentarse a discutir un reglamento.

Una vez se logre este acuerdo y se presenten las modificaciones consensuadamente entre todas las partes se debe presentar un paquete blindado a la Asamblea Nacional para adecuar la legislación general dispuesta en el Código de Trabajo.

Publicidad