El próximo jueves 4 de junio iniciará consulta sobre conservación de tiburones y rayas

Linda Batista

La Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP) aclaró este domingo que el Decreto Ejecutivo No. 6-A para reducir el riesgo de lesiones y mortalidad de los mamíferos marinos, especialmente ballenas y delfines, "no tiene nada que ver con las consultas que se iniciarán esta semana sobre la conservación de tiburones y raya.

De acuerdo con Flor Torrijos, administradora de la ARAP, el Decreto Ejecutivo No. 6-A, establece para que en las actividades pesqueras, "cuando tiran los trasmallos se actúe con precaución evitando así el hostigamiento, caza, retención abordo y muerte de los mamíferos marinos", así como los procedimientos que deben seguirse en caso de que sean capturados incidentalmente.

Publicidad

 

Torrijos explicó que ese decreto evitó que Panamá fuese descertificado por la Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA -USA), dado que si Panamá es descertificada, le restringirían al país exportar algunos productos a partir de junio del 2020, perjudicando no sólo la industria pesquera sino también la acuicultura.

 

"Estas medidas son necesarias para homologar las reglamentaciones internacionales en cuanto a tener un buen ordenamiento que permita reducir la mortalidad o daño a los mamíferos marinos en las pesquerías", indicó. 

En cuanto a la consulta abierta que realizará la ARAP el próximo jueves 4 de junio, detalló que se iniciará un conversatorio en las provincias de Chiriquí y Veraguas. 

Las actividades se programarán por áreas, según el listado de las asociaciones pesqueras de cada región, respetando el distanciamiento social exigido por las autoridades de Salud.  

Publicidad