Astrid Carreño

Con una inversión de B/.12 millones, autoridades prometen impulsar el turismo y la economía en Tierras Altas.