Centro de hisopado instalado en el Aeropuerto de Tocumen

Odalis Núñez

El ministro de Salud de Panamá, Luis Francisco Sucre, informó que a la fecha se han detectado seis (6) personas COVID-19 positivo en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, tras la reactivación de los vuelos internacionales. 

Se trata de pasajeros que procedían de Estados Unidos, Brasil, Colombia, Uruguay y República Dominicana; que al momento de ingresar al país presentaron una prueba negativa, pero tal como establece el protocolo de salud, se procedió a la toma temperatura y se detectaron con un cuadro de fiebre por lo que fueron sometidos a un nuevo examen resultando positivo.

Publicidad

Sucre manifestó que una vez se le reportó al equipo sanitario y la gerencia del aeropuerto los seis casos positivos que venían del extranjero, se procedió a realizar la trazabilidad conversando con las personas “de donde vienen y los contactos que tuvo en el país de origen del viaje".

Posteriormente, se le aplicó el protocolo que establece la Decreto Ejecutivo N°1089 que es llevarlos al hotel hospital, “en caso tal que la persona viva sola o tenga algún lugar donde estar en cuarentena de manera aislada, sin tener contacto con el resto de su familia, entonces el Minsa hace lo correspondiente y se mantiene entonces en una cuarentena total hasta cumplidos los 14 días establecidos por el equipo de epidemiología”. 

Sobre qué puede pasar con el resto de las personas que venían en el avión, el titular de Salud expresó que en el proceso de la trazabilidad se detectan quienes eran los pasajeros que estaban de tránsito en el vuelo y si estaban sentados cerca de estas personas para mantenerlos bajo vigilancia sanitaria.

Agregó que Salud Internacional le avisa al país hacia donde va ese avión para que tomen las medidas necesarias con el resto de los pasajeros.

La reapertura de los vuelos internacionales en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, ayer lunes 12 de octubre, se dio bajo estrictos controles sanitarios que incluyen la presentación de una prueba de PSR o antígeno de COVID-19 negativa, con un máximo de 48 horas antes de abordar el vuelo.

Los protocolos del Minsa establecen que si el pasajero no la presenta, será sometido a una prueba rápida en los centros de control instalados estratégicamente en el aeropuerto a un costo de B/. 50.00.

Publicidad