Con la crecida del río Santa María se perdieron 240,000 libras de camarón aproximadamente

Linda Batista

Las inundaciones y derrumbes generadas por el huracán ETA, arruinaron la producción de 242 hectáreas, distribuidas en 32 estanques de la camaronera Palangosta, S.A. que estaba lista para cosechar.

Con la crecida del río Santa María se perdieron 240,000 libras de camarón aproximadamente.

Publicidad

Además, se inundaron estanques, colapsaron muros perimetrales y se deterioraron los caminos de accesos de las principales fincas camaroneras del distrito de Aguadulce, en la provincia de Coclé, y en la de Herrera.

La administradora de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), Flor Torrijos, recorrió las áreas afectadas a fin de reunir datos que permitan establecer el alcance de los daños, y reiteró que se trabajan "en la búsqueda de soluciones económicas y sociales que ayuden a mitigar las pérdidas".

Por otro lado, el exceso de lluvia provocó un cambio brusco en los niveles de salinidad que debe ser de un mínimo de 20 partes por millón (ppm) y con las inundaciones bajó a 4 ppm, lo que trajo como consecuencia la muerte del camarón en los estanques.

Publicidad