Panamá Nacionales -  19 de noviembre 2020 - 14:20hs

Albergues en Panamá serán monitoreados por Comisiones de Supervisión según nuevo decreto

Una serie de políticas públicas dirigidas a proteger el bienestar de los más pequeños, fueron establecidas a través del Decreto Ejecutivo N°404 .

El nuevo decreto exige tanto a los albergues, como a los encargados de los centros.  

Encargados de los albergues:

Deberán tener un título universitario en áreas de ciencias sociales, humanidades o afines  Deberán tener experiencia comprobada en protección de la niñez Deberán realizar cursos y capacitaciones en temas de derechos humanos de niños, niñas y adolescentes Los albergues:

Para la autorización de apertura de un albergue se asegurará el derecho de participación de la población atendida, adoptando mecanismos para escuchar y tomar en cuenta las opiniones, quejas y peticiones de los niños niñas y adolescentes. Será de obligatorio cumplimiento, que los albergues cuenten con pólizas de seguro para atención de los infantes en caso de accidentes. Deberán brindar un servicio óptimo para los pequeños de 0 a 4 años en el área de estimulación temprana, atención terapéutica y especializada. Comité de supervisión 

El decreto crea además, el comité local de supervisión y monitoreo de los albergues, al cual le corresponde inspeccionar estos centros en sus áreas geográficas, cada seis meses, y le permite emitir criterios técnicos sobre el análisis de situación de la niñez.

El comité será integrado por un representante de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNIAF), un representante del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) y un representante de la Red Nacional de Apoyo a la Niñez y Adolescencia, que la integran las ONG vinculadas al tema de protección de la niñez y adolescencia.

Una de las labores del comité será verificar que se cumplan las medidas para disminuir la posibilidad de contagios de COVID-19 , garantizar a los niños atención médica completa, la calidad de los servicios ofrecidos y velará además porque se cumplan las normas que incluyen la cantidad de personal idóneo necesario por niño.