Panamá Nacionales -  23 de febrero 2021 - 20:54hs

Proyecto que crea el Sistema de Acogimiento para menores sin cuidado parental pasa a tercer debate

El Pleno de la Asamblea Nacional aprobó en segundo debate el proyecto de Ley 121 que crea y regula el Sistema de Acogimiento como medida de protección de carácter temporal, para los niños, niñas y adolescentes privados del cuidado parental.

 Embed      

La iniciativa busca crear un sistema de "familias acogentes" temporales con las que pueda contar el Estado para hacer efectivo el derecho de los menores a la convivencia familiar, ante la separación de su familia biológica nuclear y consanguínea, ya sea por abandono, desprotección o por orden judicial con la finalidad de ser reunificados con esta. 

 Embed      

El documento establece que se preferirá como acogentes a los miembros de la familia de origen del niño: abuelos, tíos y hermanos mayores de edad, padrinos y madrinas.

VER PROYECTO DE LEY

Estas personas deben ser sean evaluadas psicológica y socialmente con resultados favorables antes de ser consideradas idóneas para asumir el cuidado del menor. 

Asimismo, la iniciativa indica la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf) será la autoridad competente para ejecutar el Sistema de Acogimiento Familiar.

Este sistema de acogimiento busca garantizar que los menores no puedan vivir con su familia de pertenencia, lo hagan de manera excepcional, subsidiaria y por el menor tiempo posible, en un núcleo familiar que respete su historia e identidad.

La familia acogente puede tener a cargo hasta dos menores por periodo de acogimiento. Se exceptúa únicamente aquellos casos en los que el grupo a acoger esté conformado por dos o más hermanos, tomando en consideración las habilidades y capacidad de la familia acogentes. 

El acogimiento familiar es excepcional y transitorio, y la duración y prórroga del mismo se regirá por lo establecido en el artículo 11 de esta Ley.

Derechos de los menores en el sistema de acogimiento

Estos menores tendrán derecho a recibir la visita de un psicólogo de la Senniaf o de una ONG autorizada en la casa de la familia acogente, para que evalúe si la adaptación del niño a la familia acogente está siendo favorable, y podrá relacionarse con su familia de origen en el marco del régimen de visitas establecido por las autoridades. 

El menor tiene, además, derecho al respeto a:

La privacidad y a conservar sus pertenencias personales siempre que no sean inadecuadas para el contexto educativo. Participar en la elaboración de la programación de actividades del centro y en el desarrollo de las mismas. Ser escuchado en caso de queja y ser informado de todos los sistemas de atención y reclamación que tienen a su alcance, incluido el derecho de audiencia en la Senniaf. Por su parte, la Senniaf brindará a los menores un plan de preparación para la vida independiente dirigidos a los jóvenes que están bajo una medida de protección, desde los 16 años o en el momento que ingrese al sistema si esto ocurre antes de su mayoría de edad.