PANAMÁ Nacionales -  20 de diciembre 2014 - 10:20hs

25 años de la invasión de EEUU a Panamá, rinden honor a los caídos

Este sábado 20 de diciembre se conmemoran los 25 años de la invasión de los Estados Unidos a Panamá, fecha considerada como uno de los episodios más desgarradores y traumáticos de la historia panameña, pues muchas personas perdieron la vida.

La invasión se dio cuando el exgeneral Manuel Antonio Noriega gobernaba el país. Se convirtió en un dictador y en enemigo del gobierno de Estados Unidos, fue por ello que éste preparó el camino para derrocarlo y desmantelar a las Fuerzas de Defensa.

Aquel 20 de diciembre de 1989 inició un bombardeo que implicó el lanzamiento de al menos 422 explosivos en la capital panameña, operación que fue denominada "Causa Justa"; posteriormente llegó la invasión por parte de unos 26 mil soldados de infantería.

El bombardeo destruyó el Aeropuerto de Punta Paitilla, el Cuartel Central en el barrio de El Chorrillo, el Cuartel de Tinajitas, el Cuartel de Panamá Viejo, de Los Pumas y la base militar de Río Hato. El gobierno norteamericano utilizó armas de última generación, con el objetivo de alcanzar edificios militares, pero lamentablemente no fue así, se produjeron numerosas muertes civiles al ser alcanzados muchos edificios residenciales.

Es importante recordar que luego de estos sucesos, el objetivo principal de EEUU, la aprehensión de Noriega, no se logró. Logró escapar y buscó asilo en la Nunciatura Apostólica, luego se entregó a las fuerzas de ocupación, siendo llevado a Estados Unidos y condenado a 40 años de prisión.

En la actualidad, Noriega se encuentra recluido en el Centro Penitenciario El Renacer, en Panamá, tras su extradición desde Francia el 11 de diciembre del 2011.

Algunos datos recabados por diversos organismos, confirman que esta lamentable intervención dejó como resultado un saldo de 3 mil y 5 mil muertos como consecuencia de los bombardeos en El Chorrillo, y que aproximadamente 20 mil personas perdieron sus hogares y nunca fueron compensadas. 25 años después de haber ocurrido este hecho trascendental de la historia latinoamericana, aún sus consecuencias son manifestadas por la sociedad panameña, sobre todo por las heridas físicas y psicológicas de la guerra.

Esta fecha es propicia para reflexionar y recordar a los caídos, cuyos cuerpos en su mayoría fueron incinerados y sepultados en fosas comunes en Panamá.

Cirilo Castillo, un panameño de 38 años de edad relató: " Yo vi con mis propios ojos cómo soldados estadounidenses ejecutaron a 26 prisioneros "..." Al parecer, la matanza ocurrió en el camino entre El Chorrillo y Balboa, poco después de las siete de la mañana del 20 de noviembre de 1989, el primer día de la invasión ".