Panamá Nacionales -  8 de febrero 2021 - 20:48hs

Inicia reapertura de restaurantes y levantan restricción de ingreso a playas en varias regiones

 Embed      

Reapertura de restaurantes

En este sentido, desde hoy los restaurantes, fondas y similares reinician sus operaciones de atención al público de forma presencial, en horario de 5:01 a.m. a 7:30 p.m., cumpliendo los siguientes parámetros:

La venta y consumo de licor solo podrá ser como complemento  de las comidas. Es obligatorio el uso de mascarillas y pantalla facial para todo el personal de atención al cliente. Entre cada mesa deberá existir una distancia de dos metros. Se establece la hora de cierre a las 7:30 p.m. y se mantiene el servicio de entrega a domicilio hasta las 10:00 p.m. Deben cumplir con los lineamientos de bioseguridad establecidos en la Resolución No. 405 de 11 de mayo de 2020 y las Guías Sanitarias para las operaciones de restaurantes, fondas y similares (presenciales, emitidas mediante Resolución No. 1350 de 30 de noviembre de 2020. Ingreso de playas, ríos y balnearios

De igual forma, desde este lunes en las provincias de Panamá, Panamá Oeste y Herrera se permite el acceso y uso de playas, ríos y balnearios de lunes a viernes en horario de 6:00 a.m. a 4:00 p.m. 

Sin embargo, se establecen algunas restricciones, tales como la prohibición de venta y consumo de bebidas alcohólicas, y así como la realización de paseos a estas áreas.

Compras por género

Además, a partir del lunes se deja sin efecto la restricción para acceder a los establecimientos comerciales de acuerdo a su género en las provincias de Panamá y Panamá Oeste, sin embargo, solo se permitirá un aforo de 50% de la capacidad incluyendo sus empleados, esto con el objetivo de evitar aglomeraciones.

Para las tres provincias se mantiene vigente la restricción de movilidad los fines de semana, así como el toque de queda de 9:00 p.m. a 4:00 p.m.

Por otro lado, también se permitirá el acceso y uso de las áreas sociales y piscinas de los inmuebles de propiedad horizontal, barriadas y residenciales, con un aforo del 25% de su capacidad, manteniendo la burbuja del hogar.