Panamá Nacionales -  17 de diciembre 2020 - 13:56hs

Ministro de Vivienda ya firmó modificación a decreto sobre arrendamientos y desalojos, espera su sanción

Nimay González
Por Nimay González

El ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial ( Miviot ), Rogelio Paredes , dio a conocer este jueves que ya firmó el nuevo decreto a través del cual se modifican algunos artículos del Decreto 314 , que regula las medidas sobre arrendamientos, procesos de lanzamientos y desalojos durante el Estado de Emergencia y se mantiene a la espera de la sanción por parte del Presidente de la República.

 Embed      

“Ya yo firmé el decreto, estamos solamente esperando la sanción presidencial, nosotros lo enviamos a asesoría legal de Presidencia para que le haga la revisión correspondiente y finalmente entonces, si considera que todo está dentro de lo correcto y no contraviene ninguna norma constitucional o legal, el Presidente firmará” , indicó Paredes en el programa Radiografía, transmitido por ECOTV y RPC Radio.

Detalló que entre las modificaciones se encuentra la obligación de los arrendatarios de pagar el arrendamiento siempre y cuando el mismo haya sido reintegrado a su trabajo y esté percibiendo ingresos.

“Nosotros veníamos sintiendo que los arrendatarios en muchos caso estaban abusando de los arrendadores apoyándose en el beneficio que ofrece el Decreto 314 que dice que no pueden ser lanzados ni desalojados, bajo ese criterio de buscaba proteger al que está afectado por COVID-19, al que perdió su empleo o tiene contrato suspendido, pero mucha gente regresó a trabajar y muchos de ellos que ya tienen deudas acumuladas no quieren comenzar a pagar, entonces ahora ese que dice que se quiere seguir amparando en decreto pero ya está trabajando va a tener que demostrar que no tiene ingresos y de esa manera el arrendador tendrá la oportunidad de ejercer su derecho, esta es la puerta que abre la reforma al decreto 314, para generar una especie de equilibrio” , explicó.

Mientras que en el caso de los arrendatarios que aún continúan afectados por la pandemia de la COVID-19, que perdió su empleo o continúa con salario suspendido, seguirá amparado por los efectos de la suspensión de lanzamientos o desalojos.