EFE

De coto de caza imperial reservado a la élite a ser uno de los primeros parques públicos en Europa. El Prater de Viena cumple ahora 250 años como un lugar de descanso, diversión y deporte donde las clases sociales se difuminan.