EFE

Un dónut rosa glaseado como el que le gusta zampar a Homer Simpson da la bienvenida a la primera tienda del mundo -según confirma la productora de la famosa serie televisiva- dedicada a la familia amarilla de Springfield, que lleva funcionando varios días en Pekín.