PRETORIA Otros deportes -  10 de marzo 2014 - 10:09hs

Juicio a Pistorius entra en su segunda semana

Un guardia de seguridad que dijo haber hablado con Oscar Pistorius poco después del tiroteo en que la novia del atleta paralímpico perdió la vida fue interrogado acerca de lo que recuerda de esa noche por la defensa del velocista el lunes.

La secuencia es importante para la defensa del atleta porque desea probar que Pistorius llamó primero a seguridad, con lo que se sostendría que buscó ayuda lo antes posible.

El guardia, Pieter Baba, recordó su conversación con Pistorius en las primeras horas de la mañana del día de San Valentín del año pasado. Baba dijo el viernes que Pistorius le dijo por teléfono "todo está bien". Momentos después el atleta volvió a llamarle, sin hablar, llorando, y de pronto la llamada terminó.

Baba dijo que respondió a reportes de los vecinos quienes indicaron que se habían escuchado disparos en la casa de Pistorius después de las 3 am de la mañana del 14 de febrero de 2013. Condujo hasta la villa del atleta acompañado de otro guardia y llamó desde fuera de la casa.

La aseveración de que Baba llamó primero a Pistorius podría respaldar la posición de la defensa, que considera el homicidio premeditado y que al menos al principio, el atleta trató de esconder lo que había ocurrido.

El lunes, sin embargo, el abogado defensor Barry Roux dijo que registros de llamadas probaban que Pistorius llamó primero a seguridad pero no podía hablar porque "en efecto, estaba llorando".

"Yo fui quien llamó primero", insistió Baba.

"Su llamada fue primero, la de usted segunda", respondió Roux, quien aseguró que tiene documentos, entre ellos uno de la policía, que respaldan sus dichos.

"Le muestro pruebas de que el señor Pistorius llamó primero", dijo Roux en referencia a los registros de llamadas de esa noche. Roux indicó que el atleta hizo una llamada antes de que los guardias acudieran a su casa.

"Si el señor Pistorius me hubiera llamado primero habría sabido que algo malo había pasado en su casa", replicó Baba, quien mantuvo su versión.

Pistorius, quien participó en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 está acusado de homicidio premeditado por la muerte de Steenkamp. El atleta de 27 años sostiene que el asesinato fue accidental porque pensó que un intruso había entrado al baño de su casa y le disparó aunque quien estaba en ese sitio era su novia.

En esta nota: