AFP

Novatos y nadadores expertos pueden disfrutar todo el año de la piscina más profunda del mundo, ubicada al norte de Italia. Una obra maestra del diseño para los que buscan nadar hondo sin tener que ir al mar.