Protestas eclipsan triunfo de Černý en 19na etapa del Giro

AP

ASTI, Italia (AP) — El holandés Wilco Kelderman mantuvo el liderato general del Giro de Italia el viernes rumbo a los últimos dos días de la competencia, pero la victoria de Josef Černý en la fase fue opacada por las protestas de ciclistas en la zona de inicio y el director de la carrera, Mauro Vegni, dio a entender que tomará acciones legales.

La ruta tuvo que ser recortada a la mitad poco antes de su inicio en Morbegno.

Publicidad

Se suponía que era la etapa más larga de la carrera, un tramo de 258 kilómetros (160 millas), pero ante la inconformidad de los ciclistas por tener que cubrir un recorrido tan lago en malas condiciones climáticas en la tercera semana del Giro y en medio de demandantes etapas montañosas.

“Es una decisión que tuvimos que tomar, pero no lo aceptamos”, subrayó Vegni. “Terminaremos el Giro y luego, cuando el polvo se asiente, alguien lo pagará.

Publicidad

“Hoy, como deporte, fuimos una vergüenza, después de haber hecho tanto trabajo para llevar a cabo exitosamente un Giro complicado”.

Ineos Grenadiers fue uno de los equipos que, de acuerdo con los reportes, estaba dispuesto a arrancar la etapa pero otros presionaron para que la ruta fuera alterada y los organizaciones al final cedieron. El pelotón salió de Morbegno bajo la lluvia pero detuvo su marcha después de ocho kilómetros (cinco millas) para esperar que los autobuses de los equipos los llevaran a la nueva zona de partida en Abbiategrasso.

“Muchos de los ciclistas no estuvieron de acuerdo, pero sólo se necesita que alguien empiece a manifestarse”, aseveró Vegni. “Algunos señalan que la petición fue planteada ayer pero yo apenas me enteré hoy.

“Uno no puede ponerse a discutir 15 minutos antes del inicio. O uno debe que detener la carrera o solo unos cuantos habrían arrancado y habría sido una vergüenza mayor. Pero la historia no terminará aquí, llegaremos a Milán y alguien lo pagará”.

Černý, un ciclista checo del Equipo CCC, pedaleó en solitario para llevarse su primera victoria en un Grand Tour al final de la ruta de 124 kilómetros (77 millas) a Asti.

La penúltima fase, el sábado, había sido alterada entre semana para eliminar dos de los ascensos más difíciles de la carrera una vez que las autoridades de Francia retiraron el permiso para que el Giro cruzara a territorio francés debido a nuevas restricciones por un rebrote de coronavirus en el país.

La 20ma etapa ya no incluirá un ascenso a Colle dell’Agnello ni cruzará a Francia para pasar sobre Col d’Izoard, pero en su lugar se ascenderá tres veces a Sestriere en una ruta modificada de 190 kilómetros (118 millas).

El Giro fue reprogramado de su periodo usual en mayo debido a la pandemia. La carrera culmina el domingo con una prueba contrarreloj individual en Milán.

Publicidad

Publicidad