Mariángeles Muñoz

Un grupo de jóvenes karatecas panameños no se ha detenido pese a las limitaciones que traído consigo el COVID-19. A través de la virtualidad representan a todo un país.