Salud -  14 de noviembre 2013 - 07:57hs

Justicia decide hoy sobre responsabilidad de firma alemana TÜV en causa de prótesis PIP

El tribunal de comercio de Tolón, sur de Francia, se pronunciará el jueves sobre la responsabilidad de la firma de control alemana TÜV en el escándalo de prótesis mamarias fraudulentas de la empresa francesa PIP, que ella estaba encargada de certificar.

Seis distribuidores (un brasileño, un mexicano, un búlgaro, un italiano, un sirio y un rumano) reclaman a TÜV 28 millones de euros por daños y perjuicios.

Por su parte, más de 1.600 mujeres portadoras de esas prótesis, entre ellas muchas latinoamericanas, pidieron una indemnización de 16.000 euros cada una, lo que equivale a un total de 53 millones de euros.

Algunas demandantes y un abogado de Bogotá estarán en Tolón para esperar la decisión de la justicia, indicó a la AFP Laurent Gaudon, abogado de varias víctimas.

Las víctimas estiman que el fraude no se hubiera producido si no hubiese habido fallas reiteradas en las inspecciones realizadas por el gigante alemán del control de calidad.

De la decisión de este juicio civil depende que sea designado un responsable que deba indemnizar a las víctimas, dado que los cinco exdirigentes de PIP acusados en el proceso penal, que terminó en mayo pasado en Marsella, no son solventes.

Durante juicio de Tolón, los abogados de los distribuidores de prótesis y de las víctimas denunciaron que, pese a sus "extensos poderes", TÜV no verificó nunca los implantes, limitándose a un control de los documentos.

"Hubiera bastado con examinar una sola de las cientos de miles de prótesis", sostuvo uno de los abogados de los distribuidores, Olivier Aumaitre.

"TÜV tornó fiables en el mundo entero productos que no lo merecían", resumió Gaudon.

Por su parte, la abogada de TÜV, Cécile Derycke alegó que lo que dijeron los abogados de la parte adversa es "una bella historia, pero no es la realidad de la reglamentación".

"No era TÜV la que ponía la marca CE en las prótesis", dijo, recalcando que la misión de la firma alemana era controlar el procedimiento de fabricación y no las prótesis.

tlg/cho/mc.zm