WASHINGTON Salud -  4 de agosto 2015 - 18:00hs

EEUU emite nuevas normas para limpieza de endoscopios

Funcionarios federales de salud emitieron medidas de seguridad adicionales para la limpieza de los endoscopios especializados en los hospitales a los que se ha atribuido brotes de bacterias mortíferas en Estados Unidos.

Pero los funcionarios de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) reconocieron que no todos los hospitales tienen el personal, los conocimientos y los recursos necesarios para tomar esas medidas, que incluyen la esterilización de los endoscopios con gases tóxicos para matar bacterias. Aunque se tomen todas las medidas, " el riesgo de transmisión de infecciones no se puede eliminar totalmente ", dijo la FDA en un comunicado en internet.

A pesar de los riesgos de infección, los artefactos deben estar disponibles porque benefician a "pacientes debidamente seleccionados", dijo la FDA.

Los llamados duodenoscopios consisten de un tubo flexible con un extremo especializado que el cirujano introduce en el tracto digestivo para diagnosticar obstrucciones en los conductos biliar y pancreático.

La FDA fue objeto de fuertes críticas meses atrás por la falta de vigilancia de los artefactos después que dos hospitales de Los Angeles informaron que varios pacientes resultaron infectados por bacterias resistentes a los antibióticos, los llamados "súperbichos", a pesar de seguir las instrucciones de limpieza de los fabricantes. Según cifras del gobierno, desde 2013 se han registrado ocho brotes de bacterias resistentes a los antibióticos en hospitales estadounidenses.

El diseño complejo de los duodenoscopios —con el objeto de ayudar a los médicos a drenar fluidos del organismo— también los vuelve extremadamente difíciles de limpiar. Fluidos orgánicos y otras partículas quedan atrapados en los recovecos del artefacto aún después de la limpieza y desinfección.

En mayo, la FDA convocó un panel de expertos externos para que recomendara medidas para mejorar la limpieza y el diseño de los instrumentos. Las recomendaciones del martes reflejan las sugerencias de esos expertos y el personal de la propia FDA.

En la actualidad la mayoría de los endoscopios son limpiados manualmente por el personal o por máquinas automáticas diseñadas especialmente. Además de estas medidas, los hospitales deberían aplicar las siguientes, según la FDA:

-Someter los instrumentos desinfectados a análisis para determinar si realmente están libres de bacterias;

-Esterilizarlos con el gas óxido de etileno para matar todas las bacterias;

-Utilizar otras sustancias químicas esterilizadoras para matar las bacterias;

-Limpiar los endoscopios varias veces mediante los procedimientos manuales estándar o con máquinas.

Todos estos pasos aumentan los costos y traen otras desventajas. Por ejemplo, requieren que los hospitales compren instrumentos adicionales para tener algunos siempre disponibles mientras los otros están siendo desinfectados. Un duodenoscopio cuesta alrededor de 40.000 dólares.

Además, el óxido de etileno puede ser peligroso para el personal y los pacientes si quedan restos del gas tóxico en el endoscopio después de la esterilización.

En esta nota: