EFE

¿La sodomía es pecado? ¿El matrimonio temporal es una solución para la masturbación? ¿Es lícito tocarse en ramadán?...Resolver estas dudas explícitas y peliagudas es una tarea impuesta en Irán a los ayatolás, cuyas oficinas reciben miles de consultas para conciliar la ley islámica con la vida cotidiana.