Zonas erógenas para provocar a tu pareja. Foto/Dreamstime

Luis Diaz Govea

Las relaciones sexuales no inician con la penetración; antes de ello, existe un juego placentero que hará que disfrutes mucho más de la intimidad con tu pareja. Para ello existen zonas erógenas (partes del cuerpo cuyo estímulo genera excitación sexual) que debemos aprovechar.

Fuera de los genitales, hay otras partes del cuerpo que existen con una alta concentración de terminaciones nerviosas que generan a las personas una gran cantidad de placer además de sensaciones de agrado.

Publicidad

Cabeza

Tanto en hombres como en mujeres, les gusta sentir la sensación de masaje en el cuero cabelludo, ya que la cabeza está llena de terminaciones nerviosas y además de masajes en esa zona. Besa el área del rostro como mejilla y mentón.

Publicidad

Cuello y Orejas

Son de las partes más sensibles (más en las mujeres), besa suavemente por el cuello, y provocaras a tu pareja ponerle la piel chinita. La intensidad puede variar dependiendo de la reacción de tu pareja. Mientras que en los lóbulos como en la parte inferior de la oreja, son partes muy sensitivas de los hombres.

Brazos y manos

Pues sí, es una parte del cuerpo que no se toca mucho pero en las chicas, justo en la parte contraria del codo.

Senos

Si se estimula de la manera correcta, esta zona es una de las más excitantes para la mujer, donde no solo debes “atacar” el pezón, la zona que abarca el pecho, la clavícula, son muy sensibles.

Espalda

Pasa tus manos y lengua suavemente por allí y sentirás una sensación placentera.

Publicidad

Publicidad