Kiko Rivera e Irene Rosales en una foto reciente de Instagram

SHOWBIZ

La estrella televisiva Irene Rosales, esposa del DJ Kiko Rivera, sufrió hace solo cuatro días uno de los golpes más duros que le ha dado la vida, la muerte de su padre Manuel, quien además falleció solo nueve meses después de que lo hiciera Mayte Vázquez, madre de la celebridad y la persona a la que, con permiso de su marido y sus hijas, estaba más unida la sevillana.

Sin embargo, y a pesar del momento de profunda tristeza que atraviesa, Irene no ha dudado en sacar fuerzas este fin de semana de cara a uno de los momentos más ilusionantes del año: la instalación de los adornos navideños en casa -incluido su majestuoso árbol-junto a sus dos "princesas", las pequeñas Ana y Carlota, a quienes Irene no quiere arrebatar la alegría y la magia de una época del año que, no obstante, para ella estará marcada por la nostalgia y la melancolía.

Publicidad

"Que mis princesas no pierdan nunca la ilusión", ha escrito la nuera de Isabel Pantoja en sus Stories de Instagram al tiempo que mostraba los resultados de la jornada de trabajo doméstico que ha compartido con sus niñas.

Este fin de semana, la también influencer quiso agradecer a todos sus seguidores de las redes sociales el apoyo y el cariño mostrados tras el deceso de su progenitor, quien arrastraba graves problemas de salud desde hacía casi 20 años. Asimismo, Irene dirigió a su padre unas últimas palabras de amor y de gratitud, además de pedirle que le diera a su madre un emotivo recado de su parte. "Te queremos, te quiero siempre. Descansa en paz que has luchado bastante. Dale a mamá el mayor de los besos, mis ángeles", reza un extracto de su entrañable publicación.

Publicidad