Panamá acumula  41,251 casos de COVID-19

Catherine Perea

Panamá reportó en las últimas 24 horas 960 nuevos casos de COVID-19 elevando a 41,251 la cifra de contagiados y 20 fallecidos aumentando a 819 las muertes por este virus, informó el Ministerio de Salud (Minsa).

Publicidad

Se aplicaron 2,606 nuevas pruebas para detectar COVID-19 para un porcentaje de positividad de 37%. En total se han realizado 153,148 pruebas de las cuales 108,893 han resultado negativas.

Hay 19,469 pacientes recuperados clínicamente y 20,963 casos activos, según el informe epidemiológico del Minsa.

Del total de activos, en aislamiento domiciliario se encuentran 19,945 pacientes, de los cuales 19,221 están en casa y 734 en hoteles hospitales; mientras que 1,018 están hospitalizados, de ellos 860 en sala y 158 en cuidados intensivos.

En cuanto al número de casos y defunciones según grupo de edad, en menores de 20 años se reportan 4,955 casos y 12 defunciones; en pacientes entre 20 y 39 años se reportan 17,973 casos y 51 defunciones; entre 40 y 59 años hay 13,088 casos y 167 defunciones; entre 60 y 79 años se registran 4,392 casos y 369 muertes y en mayores de 80 años hay 843 casos y 220 fallecidos.

La entidad reiteró a la ciudadanía seguir reforzando e implementando las medidas de distanciamiento físico, el lavado de manos, y uso correcto de mascarillas.

Por otro lado, el Minsa explicó que quienes se realicen pruebas para detección del COVID-19 deben permanecer en sus residencias en aislamiento preventivo hasta que se les notifique los resultados.

De acuerdo con el Minsa, han recibido quejas de personas que después de practicarse la prueba regresan a las calles, puestos de trabajo mientras están a la espera de los resultados.

"Se le reitera a toda persona que se considere como contacto o sospechoso de COVID-19, que debe cumplir con la cuarentena preventiva", señala un comunicado.

En tanto, autoridades del Minsa y la Caja de Seguro Social (CSS) sostuvieron una reunión para revisar los planes de trabajo hospitalario para el combate del COVID-19.

En el encuentro se analizó la realidad actual en las instalaciones hospitalarias, la capacidad instalada del sistema, y el por qué del incremento en la mortalidad de pacientes.

Ivette Berrío, viceministra de Salud, informó que se que se han revisado los programas y planes de trabajo para evaluar la realidad y diseñar nuevas acciones en conjunto con los directores médicos, los gremios de enfermería y los equipos de trabajo necesarios para mejorar el sistema.

Publicidad