AFP

Un iceberg de un billón de toneladas, uno de los más grandes jamás vistos, se formó en la Antártida tras el desprendimiento de un bloque de hielo gigantesco.