AFP

Desde Georgia, un joven asegura haber batido un récord tras colgarse 33 kilos de los globos oculares.