EFE

Unos 90 entusiastas del yoga han podido probar en Bangkok la oportunidad de practicar esa disciplina de origen indio mientras daban sorbos a una botella de cerveza en una iniciativa importada de Alemania.