AFP

Frustrada por no poder encontrar una mujer mecánica en Filadelfia, Patrice Banks abrió un taller cuyo personal es casi completamente femenino, un esfuerzo que espera, pueda lograr mayor equidad de género en la industria.