AFP

Para hacer entregas a domicilio, vigilar los campos o filmar hazañas en esquí con su zumbido artificial, los drones civiles invadirán en breve nuestra cotidianidad.