Origen del ayuno en Semana Santa. Foto/Dreamstime

Luis Diaz Govea

El ayuno o abstinencia en la Cuaresma es una práctica que data de muchos años atrás que consiste en proponerse una “penitencia” que funciona como “purificación” para el cuerpo.

Según Jorge Santos, pastor juvenil de la iglesia San Vicente de Paul, Jesucristo tuvo muchos momentos de oración, ayuno, meditación, porque sabía que ya su hora en la tierra se estaba terminando.

Publicidad

Se recuerdan esos momentos donde según las sagradas escrituras, Jesús se retiraba (40 días y 40 noches en el desierto) donde se menciona que estuvo solo tentado por el demonio, y allí le tocó ayunar de forma “obligada” debido al lugar donde se encontraba. Y así en otras ocasiones, Jesús buscaba momentos para poder reflexionar.

Santos, llama a la reflexión, meditación y oración durante los 40 días previos a la Semana Santa (el llamado período de Cuaresma).

Publicidad

Publicidad

Publicidad