El italiano regresó con ganas de intrigar con sus preguntas a los panameños.