Los habitantes de las ciudades holandesas y alemanas salieron a la calle con sus trineos y a jugar con la nieve pese a temperaturas de -5 °C

AFP

Un frente frío dejó el domingo fuertes nevadas en Holanda, una parte de Alemania y Bélgica, que han perturbado el tráfico ferroviario, aéreo y rodado.

Reino Unido también se preparaba para la llegada de esta tormenta que los meteorólogos holandeses han llamado "Darcy", que viene acompañada con vientos de hasta 90 km/h.

Publicidad

Los habitantes de las ciudades holandesas y alemanas salieron a la calle con sus trineos y a jugar con la nieve pese a temperaturas de -5 °C.

La agencia meteorológica holandesa KNMI emitió una rara alerta "código rojo" el domingo para el conjunto del país donde ha caído la primera tormenta de nieve en más de 10 años.

"Es la primera tormenta de nieve desde hace mucho: la última (...) tuvo lugar en enero de 2010", según el portal de previsiones meteorológicas Weer.nl.

El gobierno holandés cerró varios días los centros de detección del coronavirus debido a las condiciones climatológicas, que anuncian temperaturas por debajo de cero durante 10 días.

Decenas de vuelos fueron anulados o atrasados en el aeropuerto de Schiphol de Ámsterdam, mientras que el de Eindhoven (sur) fue cerrado. Asimismo, se suspendió el tráfico ferroviario, así como los tranvías en Ámsterdam. Uno de ellos descarriló en La Haya a causa de la nieve, constató un periodista de la AFP.

Prácticamente todo el país estaba cubierto por una capa de hasta 10 cm de espesor el domingo, según la cadena de televisión pública NOS.

Las autoridades holandesas de infraestructuras aconsejan a los automovilistas que eviten los desplazamientos con este tiempo.

Los encuentros de fútbol de la primera división también fueron cancelados, así como un partido de la Bundesliga alemana.

En Alemania, las nevadas perturbaron la circulación de trenes en Renania Norte-Wesfalia (oeste), la región más poblada del país con 18 millones de habitantes, así como el tráfico ferroviario procedente de Hamburgo (norte).

La nevada, de hasta 30 cm en algunos lugares, también causó importantes perturbaciones en el tráfico rodado. Desde el sábado por la tarde se habían registrado 222 accidentes, según un portavoz de la policía.

Una parte de una autopista de Renania Norte-Wesfalia quedó cerrada tras transformarse en una pista de patinaje gigante.

El servicio meteorológico DWD anunció más nieve para la madrugada del lunes, que podría llegar en algunas partes hasta los 40 cm.

En la vecina Bélgica, también cubierta de un fino manto de nieve, se espera un fuerte descenso de las temperaturas esta semana.

En Reino Unido, las autoridades emitieron una alerta naranja para el sureste de Inglaterra debido a los bloqueos que puede causar la nieve y las perturbaciones del transporte rodado, ferroviario y aéreo.

Los centros de diagnóstico en dos condados del este de Inglaterra también cerraron por el mal tiempo, según la BBC.

Publicidad