AFP

El gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, acordó el miércoles liberar a todos los opositores detenidos en un máximo de 90 días, lo que permitió retomar el diálogo con la oposición, suspendido tras la represión contra manifestantes el pasado fin de semana.