Asamblea General de la ONU

AFP

La Asamblea General de la ONU condenó el jueves por 28º año consecutivo el embargo estadounidense impuesto a Cuba hace casi seis décadas por 187 votos contra tres, los de Estados Unidos, Israel y por primera vez, Brasil.

Solo hubo dos abstenciones tras dos días de debates en los que decenas de países fustigaron el embargo impuesto hace 57 años contra la isla comunista por "anacrónico" e "inhumano": Ucrania y por primera vez, Colombia, otro gran aliado de Washington.

Publicidad

El gobierno de Cuba asegura que desde que el presidente estadounidense John F. Kennedy impuso el embargo a Cuba en febrero de 1962, menos de un año después de que Fidel Castro declarase el carácter socialista de la revolución cubana, éste ha provocado perjuicios a la isla por más de 138.000 millones de dólares al cambio actual.

El gobierno estadounidense "no esconde su propósito de asfixiar económicamente a Cuba e incrementar los daños, carencias y sufrimientos a nuestro pueblo", afirmó en la Asamblea el canciller cubano, Bruno Rodríguez, que denunció "una escalada en la agresión contra Cuba" de parte de Donald Trump.

Publicidad

Hace un año, la resolución que reclamaba el fin del embargo contra Cuba fue apoyada en la ONU por 189 países y rechazada solo por Estados Unidos e Israel, igual que en 2017. Ucrania y Moldavia se abstuvieron.

Solo una vez, en 2016, Washington se abstuvo de votar contra la resolución que condena el embargo en un contexto de acercamiento del gobierno de Barack Obama hacia la isla, que incluyó la reapertura de embajadas en ambas capitales en 2015.

Pero Trump dio marcha atrás a esa política y sigue aumentando la presión contra la isla con nuevas sanciones que han provocado una crisis de energía y que busca cortar a la mitad el turismo a la isla.

"Estados Unidos no es responsable por los interminables abusos del régimen contra su propia gente; no aceptamos responsabilidad por eso", dijo en la Asamblea la embajadora estadounidense ante la ONU, Kelly Kraft.

"Cuba es un contribuyente activo a la inestabilidad regional" y "colabora con el exrégimen de (Nicolás) Maduro, perpetuando una crisis humanitaria y económica que se extiende más allá de las fronteras de Venezuela", señaló.

Publicidad

Publicidad