EEUU Famosos - 

Salma Hayek presume la buena relación de su hijastra con su pequeña Valentina

La actriz Salma Hayek siempre se ha asegurado de dejar muy claro en cada de una de las entrevistas en las que se ha sincerado acerca de la idílica vida de la que disfruta desde que contrajo matrimonio con François-Henri Pinault que su familia no se limita a su marido y a su pequeña Valentina, sino que también incluye a los dos hijos ya adolescentes fruto del primer matrimonio del empresario francés y al niño que tuvo con la modelo Linda Evangelista, que reconoció legalmente tras un mediático enfrentamiento en los juzgados.

La estrella mexicana se ha encargado una vez más de hacer gala de la armonía que reina en su hogar compartiendo una tierna imagen tomada durante sus actuales vacaciones en Suiza, a las que también se ha sumado Mathilde -hija de Pinault y Dorothée Lepère-, que revela la buena relación que existe entre su hijastra y su propia niña a pesar de la diferencia de edad que existe entre ambas.

"Con mis niñas Mathilde y Valentina, que está escondida adentro del abrazo", afirmó la mexicana para describir una bonita imagen en la que la primera aparece estrechando fuertemente entre sus brazos a la benjamina del clan.

"Desde #suiza con #amor. Fotografiadas por mi hija Valentina", añadía junto a otra foto en la que aparecen únicamente Mathilde y ella.La propia Mathilde, que se ha convertido en una joven de gran belleza, también ha documentado su escapada en familia a la nieve en su cuenta de Instagram, donde resulta sencillo toparse con alguna estampa protagonizada por Salma y por ella que deja constancia de la buena sintonía que define su relación con la estrella de cine.

El secreto para que Salma no haya acabado convirtiéndose en una malvada madrastra de cuento, a ojos al menos de los hijos de su marido, ha sido incluir todo lo posible a los tres en su rutina diaria para conseguir que siempre se sientan bienvenidos en su casa.

"Como tiendo a respetar a sus madres y las reglas que ellas les imponen, mi trabajo consiste únicamente en crear un ambiente en el que se sientan en familia, seguros y mimados. Siempre pueden contar conmigo para eso", explicaba en una entrevista a la revista Psychologies, en la que sin embargo reconocía que no se atrevía a regañar a sus hijastros porque era "nula en las confrontaciones".

De hecho, su papel de 'madre sustituta' durante las temporadas que los tres vástagos Pinault pasan con su padre es una razón por las que la actriz no haya llegado a plantearse nunca darle otro hermanito o hermanita a Valentina, al considerar que a la niña nunca le faltará compañía en un futuro. "Soy muy afortunada porque tengo tres hijastros, así que tengo una familia con cuatro niños. Cuatro ya es bastante", aseguraba en otra ocasión en conversación con Entertainment Tonight.