En La Chorrera las autoridades están enviando a los retenidos a hacer trabajo comunitario

Teiga Castrellón

Las autoridades de Panamá Oeste ya habían advertido que iban a endurecer las sanciones contra aquellas personas que violaran los Decretos Ejecutivos que imponían la cuarentena absoluta y medidas preventivas para mitigar el contagio del coronavirus en el país; y en La Chorrera esta mañana se tomaron medidas severas contra estos infractores.

Unas 30 personas fueron retenidas infringiendo el toque de queda y las llevaron a las calles de este distrito en fila con escobas y rastrillos en manos para que limpiaran este sector del país, como medida de castigo.

Publicidad

Panamá Oeste se ha convertido en una de las provincias en la que cada día más personas están violando las normas impuestas para combatir el COVID-19, lo que ha hecho que algunos alcaldes hayan elevado las multas y decidido que aquellos que no puedan pagarlas, lo hagan realizando trabajo comunitario en beneficio del distrito.

Luis Cubilla, funcionario de cumplimiento de La Chorrera, expresó sobre el incremento de las medidas que se tomaron para concienciar a los ciudadanos a que cumplan las normas establecidas por el Ministerio de Salud.

El trabajo comunitario que realizarán los sancionados se hará en las áreas públicas del distrito chorrerano y consistirá en lavado de calles y parques.

Hasta el momento y desde que se decretó la primera cuarentena total, más de 11 mil panameños han sido detenidos por la Policía Nacional incumpliendo esta normativa.

Publicidad