Redacción

Dicen que hijo de tigre sale rayado...pues no se equivocaron al inventar este refrán. Marcel Guerra tiene música en la sangre y no es para menos, siendo hijo del acordeonista Marcelino Guerra no podía salir de otra forma.

Marcel tiene apenas 20 años pero no lo subestimen ya que desde los 5 años está dándole al acordeón y teniendo como maestro al mejor, por supuesto su padre.

Publicidad

Este Chiricano viene a demostrar que no come cuento y le dará la batalla a más de uno. ¡Aplomen herederos!

Publicidad

Publicidad