¿Ha sido Daniel Craig el culpable de la salida de Danny Boyle de la nueva entrega Bond?

La vigésimoquinta entrega del agente 007 ha vuelto prácticamente a la casilla de partida con el abandono a principios de esta semana de Danny Boyle, el director que había sido confirmado hace apenas unos meses como el elegido para ponerse al frente del filme aún sin título.

El oscarizado cineasta tomó la decisión de renunciar al proyecto después de protagonizar varios encontronazos con los productores de la franquicia, Barbara Broccoli y Michael G Wilson, harto -aparentemente- de las exigencias poco razonables de la estrella protagonista de las últimas cuatro entregas, Daniel Craig, según afirma ahora el tabloide The Sun citando fuentes internas.

El actor ha jugado un rol vital en el renovado éxito de las películas de James Bond y de ahí que paulatinamente haya ido ganando más influencia en el proceso creativo, en especial desde que se le elevara a la categoría de co-productor de cara a 'Spectre'.Ahora toda la cinta afronta una crisis importante en vista de que el rodaje debía comenzar a finales de este año para estrenarse en 2019 y por el momento no se ha encontrado un sustituto para Boyle.

"Resulta casi incomprensible el poder que Daniel tiene sobre esas películas, mucho más que el que cualquier otro actor pueda tener en ninguna otra franquicia. Es casi como si pensara que él es más importante que Bond. Barbara y Michael dejaron claro que estaban dispuestos casi a cualquier cosa con tal de que retomara el papel, incluso después de que le dijera al mundo que estaba harto, y eso ha dado la impresión de que es él quien realmente está al mando", apunta el informante.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes