¿Masticar chicle engorda o ayuda a adelgazar?

Yo soy una persona extremamente compulsiva con la comida. Paso todo el día soñando con el horario del desayuno, del almuerzo y de la cena. Y para engañar el hambre que me persigue necesito picar algo entre comidas. Cuando no hay ningún alimento cerca, mi alternativa es abrir la cartera y buscar algún chicle. Eso porque mis amigas siempre dicen que el chicle engaña el hambre. Pero, ¿Será verdad?

Buen, según un estudio llevado a cabo por estudiantes de la Universidad de Ohio y publicado en la revista Eating, esa técnica no es de las mejores. Los investigadores afirman que mascar chicle, principalmente los que tienen sabor a menta, solo despierta nuestras ganas de comer dulces y, como todos sabemos, el dulce engorda.

Ellos llegaron a esa conclusión después de hacer una prueba con más de 40 voluntarios. Las personas fueron invitadas a participar de un juego en que el premio era comida. Los ganadores podrían elegir entre frutas o dulces. Antes del inicio del pasatiempo, esas personas habían recibido chicles de menta y de frutas.

Los investigadores percibieron que los voluntarios que recibieron chicles de menta demostraban mayor interés por los juegos cuando el premio era una fruta. Christine Swoboda, una de las responsables por el estudio, explica que esa preferencia por dulces, después de mascar chicles, ocurre porque el mentol cambia el sabor de los alimentos, dejando frutas y vegetales con un sabor horrible.

Así que, si quieres alimentarte bien y de forma saludable, el mejor que puedes hacer es evitar los chicles de menta.





Curiosidades, videos, noticias y más de la Copa Mundial ¡AQUÍ!

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes