Marta Sánchez, minutos antes de embarcar rumbo a Miami (c) Instagram

Showbiz

Después de disfrutar de una larga y provechosa temporada en España que se ha extendido durante la mayor parte del verano, la cantante Marta Sánchez ya está de vuelta en la ciudad en la que estableció su residencia hace algo más de tres años, Miami, poniendo fin así a los rumores que apuntaban a un posible regreso permanente a su país natal y demostrando al mismo tiempo que en la soleada Florida tiene todo lo que necesita para ser feliz.

Tanto es así, que lejos de sucumbir en exceso a la nostalgia durante sus primeros días en Estados Unidos, la estrella de la música ha preferido compartir con todos sus seguidores de las redes sociales la ilusión que siente ante el inicio del curso y, sobre todo, ante el sinfín de momentos especiales que a buen seguro la esperan en Miami junto a su hija Paula y a su nutrido grupo de amigas íntimas."Esta es mi mujercita", escribió orgullosa en su perfil de Instagram junto a una foto de Paula Cabanas, fruto de su extinto matrimonio de ocho años con Jesús Cabanas, durante un paseo por la ciudad. Solo unos minutos antes, Marta inmortalizaba en la misma plataforma lo mucho que ha echado de menos a todas aquellas mujeres que hacen de Miami un lugar tan importante para ella.

Publicidad

"Lo mejor de Miami es sin duda mis amigas, las niñas que me cuidan. Gracias por tanto amor y ayuda. ¡Os quiero mucho!", les dirigía a estas en una publicación cargada de sentimiento.El mismo día en que tuvo que regresar al aeropuerto de Madrid para poner fin a cerca de cuatro meses de estancia en España, durante la cual ha dividido su tiempo entre Mallorca y la capital, así como entre sus necesarios momentos de descanso y el sinfín de compromisos profesionales que tenía en su agenda; Marta reconocía que estaba deseando volver a "cuidar" de su casa y visitar algunos de sus lugares preferidos del barrio en el que vive.

"En marcha hacia el otro lado del charco para cuidar un poco de mi casita y abrazar a mis amigos de Miami", escribía junto a una imagen que la retrataba en la entrada del aeropuerto y cargada de maletas. "Mi café favorito del barrio, 'Cream Parlor', con Prince haciéndome compañía", bromeaba un día después en referencia a la copia en vinilo de 'Purple Rain' que apareció en un rincón del citado establecimiento.

Publicidad