Opositores en Ucrania ocupan ministerio en Kiev

AP

Manifestantes ucranianos ocuparon el viernes un ministerio en la capital y sitiaron varias oficinas de gobernadores en regiones del oeste de la nación, lo que intensificó las presiones sobre el gobierno federal.

Sin embargo, el presidente Viktor Yanukovych mostró poca disposición a negociar y promovió a su principal asistente de línea dura a jefe del Gabinete.

Publicidad

Los allanamientos podrían complicar la situación entre los líderes de la oposición y Yanukovych, que ha insistido en que los manifestantes se retiren de otras oficinas administrativas en Kiev que han ocupado durante casi dos meses. La oposición reclama la renuncia de Yanukovych y una convocatoria a elecciones.

El mandatario no parecía dispuesto a alcanzar una solución negociada y promovió como jefe del Gabinete a Andriy Kluyev, a quien la oposición responsabiliza por la violencia contra los manifestantes.

Publicidad

Algunos líderes opositores habían manifestado esperanzas de que se pudieran entablar negociaciones después de reunirse con Yanukovych durante varias horas el jueves por la noche, y dijeron a la multitud que les había prometido poner fin a la detención de manifestantes y liberar a docenas de detenidos. Instaron a los inconformes a mantener una inestable tregua posterior a violentas batallas callejeras en Kiev a fin de evitar nuevos derramamientos de sangre.

Pero los líderes de la oposición fueron abucheados por algunos manifestantes que parecían empeñados en enfrentar a la policía.

La tregua fue respetada en gran medida el viernes, pero temprano por la mañana un grupo de inconformes irrumpió en el Ministerio de Política Agrícola sin encontrar resistencia. Los manifestantes dejaron que los trabajadores tomaran sus posesiones pero no les permitieron laborar.

"Tenemos que mantener a la gente abrigada", explicó uno de los manifestantes, Andriy Moiseenko, refiriéndose a las temperaturas que cayeron a 20 grados centígrados bajo cero (4 Fahrenheit bajo cero) durante la noche. "No podemos dejar que la gente duerma en carpas todo el tiempo".

Las protestas comenzaron hace dos meses cuando Yanukovych abandonó abruptamente un acuerdo de asociación con la Unión Europea para recibir un préstamo de Rusia equivalente a un rescate financiero. Las protestas habían sido pacíficas en su mayor parte hasta ahora, pero el domingo se tornaron violentas cuando Yanukovych promovió leyes enérgicas contra las manifestaciones.

Frente a las barricadas emplazadas en un distrito gubernamental en Kiev, docenas de mujeres de mediana edad se aproximaron a las filas policiales repitiendo como letanía "¡Ustedes son nuestros hijos!" ''¡No más lágrimas de las madres!"

Una de ellas, Oksana Tijomirova, de 48 años, lloraba mientras rogaba a la policía antimotines detener la violencia.

"Todos estos son hijos nuestros. Tanto los manifestantes como los policías son hijos de Ucrania", dijo. "He visto gente muerta y mutilada y debemos terminar con eso. La violencia debe terminar".

Los policías escucharon en silencio y no dijeron nada.

Yanukovych convocó a una sesión de emergencia del parlamento para el martes.

En Lviv, 450 kilómetros (280 millas) al oeste de Kiev, los manifestantes impidieron que los empleados ingresaran al edificio tras obligar al gobernador, nombrado por Yanukovych, a renunciar. Posteriormente el gobernador Oleh Salo retiró su firma y dijo que actuó bajo coerción.

Publicidad

Publicidad