URUGUAY Internacionales -  4 de abril 2014 - 21:54hs

Renuncia presidente de principal banco estatal uruguayo tras su procesamiento

El presidente del principal banco estatal uruguayo (BROU), Fernando Calloia, presentó hoy su dimisión al presidente del país, José Mujica, horas después de que la Justicia anunciara su procesamiento por abuso de funciones en la liquidación de la aerolínea bandera del país, Pluna.

"Esta tarde se reunió con el señor presidente y puso su cargo a disposición", afirmó a Efe una fuente de la Secretaría de la Presidencia del Banco de la República Oriental del Uruguay (BROU).

Además de Calloia, por el mismo caso fue procesado también este viernes el exministro de Economía Fernando Lorenzo, aunque ninguno de los dos deberá ingresar en prisión mientras se desarrolla el juicio porque no tiene antecedentes penales y la Justicia asegura haber recabado ya todas las pruebas necesarias para el proceso.

Según la fuente, antes de presentar su renuncia a Mujica, Calloia "se reunió con los otros directores" de la institución.

Junto con el titular del BROU pusieron su cargo a disposición del mandatario el primer y el segundo vicepresidente del banco, Jorge Perazzo y Danilo Vázquez, representantes del partido oficialista Frente Amplio (FA) en el directorio de la entidad.

En su edición electrónica el diario uruguayo El Observador asegura que Mujica anunciará el sustituto de Calloia el lunes, un extremo que no pudo confirmar Efe con fuentes de la Presidencia uruguaya.

El Juzgado Penal de Crimen Organizado de Segundo Turno, a cargo de la jueza Adriana de los Santos, aceptó hoy el pedido del fiscal Juan Gómez de enjuiciar a Calloia y a Lorenzo por su participación en el proceso de liquidación de Pluna, quebrada hace más de un año y medio.

Lorenzo renunció el pasado diciembre cuando fueron detenidos el argentino Marias Campiani, exgerente de la compañía, y los empresarios Sebastián Hirsch y Arturo Alvarez Demalde, procesados después con prisión preventiva.

El Parlamento uruguayo aprobó el 17 de julio del 2012 la liquidación de Pluna a instancias del Ejecutivo, debido a la crítica situación financiera de la empresa.

Pluna operaba unos 250 vuelos semanales desde y hacia Argentina, Brasil, Chile y Paraguay, lo que suponía cerca del 80 % del total de vuelos en Uruguay.

Tras la quiebra se produjo una frustrada subasta pública de sus aviones en la que el BROU otorgó un aval millonario a una desconocida empresa supuestamente española, Cosmo, para adquirir las aeronaves en una rocambolesca operación que no fructificó y que motivó la denuncia de la fiscalía contra Calloia y Lorenzo.

Para procesarlos, De los Santos consideró que "hay indicios de que en el momento en que se concedió el aval" a esa empresa "hubo un exceso de parte de estos dos funcionarios públicos que en forma arbitraria excede el marco legal de sus funciones", señaló el portavoz del Poder Judicial, Raúl Oxandabarat.

Oxandabarat explicó que el fiscal tiene ahora que fijar una acusación formal contra ellos, en la que se conocerá "cuál va a ser el pedido de pena si se considera que son responsables de los delitos".