GAZA Internacionales - 

Ban Ki-moon vuelve a pedir una tregua de siete días en Gaza

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó hoy su satisfacción por la tregua de 12 horas respetada por Israel y la milicia del movimiento islamista Hamás y les insistió para que declaren un alto el fuego humanitario de siete días como preludio a nuevas conversaciones de paz.

En un comunicado hecho público minutos después del fin oficial de la tregua, Ban urgió a las dos partes a, "como mínimo, extender la pausa" actual.

" Conforme se acerca el final de la tregua, las imágenes de gazatíes intentando volver a sus vidas normales mientras cuidan a sus heridos y sus muertos dejan claro que debemos al pueblo de Israel y de Gaza un renovado esfuerzo para consolidar este cese de los combates con un alto el fuego más sostenible ", señaló el diplomático surcoreano a través de su portavoz.

Ban, por ello, pidió " a todas las partes que declaren un alto el fuego humanitario de siete días en Gaza ".

Ese cese de la violencia serviría, según el secretario general de la ONU, como "preludio para renovar un proceso político", que consideró "la única forma de lograr una paz duradera".

Según Ban, "cualquier esfuerzo de paz que no responda a las raíces de la crisis hará poco más que preparar el escenario para el próximo ciclo de violencia".

" El bloqueo y el cierre de Gaza debe terminar, debe haber seguridad basada en el reconocimiento mutuo y debe haber una solución viable de dos Estados con la que israelíes y palestinos puedan vivir unos al lado de otros en paz y seguridad ", subrayó.

La propuesta de una tregua humanitaria de siete días comenzando con una pausa de 12 horas en los combates fue hecha ayer por la ONU, Estados Unidos y Egipto, al no lograr un acuerdo de alto el fuego duradero.

Según cifras del ministerio gazatí de Salud, al menos 1.050 palestinos han muerto -en su gran mayoría civiles- y más de 6.000 han resultado heridos en ataques israelíes desde que el pasado 8 de julio el Gobierno del primer ministro, Benjamin Netanyahu, ordenara una ofensiva contra Gaza.

Cerca de 800 de ellos -incluidos más de 150 niños- han perecido durante la actual incursión terrestre, iniciada hace nueve días, en la que también han perdido la vida en combate 40 soldados del Ejército de Israel.

El alto el fuego respetado por Israel y la milicia del movimiento islamista Hamás dio 12 horas de respiro a los gazatíes para aprovisionarse pero también descubrió una cruel realidad: barrios y localidades completamente arrasadas y decenas de cadáveres bajo los escombros.

En esta nota: