ONU: La guerra hizo retroceder a Yemen 20 años

AP

La devastadora guerra civil ha hecho retroceder a Yemen 20 años en términos de desarrollo y acceso a la educación, dijo un funcionario de Naciones Unidas.

Yemen ya era el país más pobre del mundo árabe antes del conflicto, que ha cobrado la vida de decenas de miles de personas. En 2014, los rebeldes chiíes, conocidos como hutíes, tomaron la capital, Saná, provocando una intervención militar liderada por Arabia Saudí.

Publicidad

“Yemen ha perdido 20 años de desarrollo”, dijo Achim Steiner, administrador del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD) a The Associated Press el lunes.

Combined Shape Created with Sketch.

“Miles de escuelas están cerradas, millones de niños no pueden asistir a la escuela y se ha perdido una generación en educación”, agregó.

Publicidad

Una de cada tres personas está en riesgo de morir de hambre en un país de 30 millones de habitantes, advirtió.

El conflicto ha causado decenas de miles de muertes, ha sumido en la hambruna a millones de personas y ha engendrado la peor crisis humanitaria del mundo actual.

"Gran parte de la economía yemení ha colapsado. La gente literalmente no tiene dinero para comprar comida”, agregó Steiner.

El funcionario regresó recientemente de Yemen e incluso fue al puerto de Hodeida. Advirtió que una tercera parte de los 30 millones de habitantes de Yemen está en peligro de morir de hambre.

Informó que el PNUD está tratando de sacar las minas sembradas en Hodeida, por donde pasa el 70% de los alimentos y la ayuda humanitaria que entran a Yemen. Agregó que se reunió con funcionarios locales para forjar un acuerdo “en cuanto a las prioridades que tenemos que tener, qué repuestos necesitamos, que tecnologías necesitamos, para hacer que el puerto vuelva a funcionar”.

Ambas partes del conflicto acordaron el año pasado retirarse de Hodeida, lo que fue un paso importante hacia el fin del conflicto. Pero la implementación del acuerdo se ha visto demorada pues el pacto no especifica quién se encargará de administrar las instalaciones y sólo establece que será “una fuerza local”.

Steiner exhortó a ambas partes a ayudar a las agencias de la ONU "a repartir rápidamente, sin obstrucción, la asistencia humanitaria, los alimentos, los medicamentos” necesarios para la población yemení.

“Quisiéramos que ese puerto esté nuevamente en funcionamiento en los próximos meses. Se puede hacer, pero sólo con la plena cooperación de todas las partes”, aseveró.

Agregó que en Yemen el PNUD sufre de dificultades financieras, pues aunque diversos donantes han prometido 3.000 millones de dólares en ayuda humanitaria, sólo han entregado 1.100 millones.

"Vamos a tener que reducir programas, reducir las raciones y en los próximos dos o tres meses vamos a tener que frenar 21 programas de apoyo”, aseguró.

Publicidad

Publicidad