AFP

El presidente de Bolivia, Evo Morales, volvió a unirse el jueves a las brigadas que intentan hace dos semanas apagar el incendio forestal en Santa Cruz, al este del país, que han consumido ya 1,2 millones de hectáreas de bosque y pastizales.