El procurador general de la Nación, Eduardo Ulloa

Catherine Perea

El procurador general de la Nación, Eduardo Ulloa confirmó que el Ministerio Público (MP) abrió un proceso por la realización de una boda el fin de semana en Paitilla, en plena cuarentena en Panamá por la pandemia del nuevo coronavirus COVID-19.

Publicidad

Ulloa dijo en declaraciones a Telemetro Reporta que ya fueron ubicados los responsables y se realizaron diligencias en este caso.

Hay algunas acciones que había adelantado el Ministerio de Salud y el Ministerio de Seguridad y toda esa información está siendo utilizada dentro del proceso penal que ya en las próximas horas se van a estar tomando acciones directas frente a los responsables. Constituye un desafío a la sociedad”, indicó el Procurador.

Recordó que el artículo 309 indicia que quien infrinja las medidas sanitarias adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una enfermedad será sancionado con prisión de cuatro a seis años. Si se trata de una enfermedad contagiosa, la pena será de diez a quince años de prisión.

Quienes organizaron el evento son uno de los responsables, quienes formaron parte del mismo. Cuando entremos a hacer adecuación de la norma penal se establecerá la responsabilidad de cada una de las personas”, explicó.

La ministra de Salud, Rosario Turner señaló que no se ha autorizado la realización de esta boda.

Publicidad