Raúl López Aranda

La pandemia que recorre el mundo no discrimina sexo, condición social ni edad. Aunque hay poblaciones vulnerables todos estamos en riesgo.