NBA Baloncesto -  11 de diciembre 2013 - 09:12hs

Segunda derrota seguida de los Lakers desde el regreso de Bryant

Los Ángeles (EFE). La reinserción de Kobe Bryant en los esquemas de Los Angeles Lakers no está resultando tan fluida como la franquicia desearía y su equipo fue derrotado por los Phoenix Suns (108-114) gracias a la actuación de Goran Dragic.

El base esloveno dirigió con mano maestra a los Suns con 31 puntos y 5 asistencias, mientras que su compañero Eric Bledsoe agregó 18 tantos y 9 asistencias. Bryant firmó 20 puntos (6/11) en 29 minutos y Pau Gasol destacó con 19 tantos, 5 rebotes y 3 asistencias.

Los Lakers, que han encadenado tres derrotas seguidas en el Staples Center y han perdido la química establecida antes del regreso de su jugador estrella, no perdían en casa frente a los Suns desde noviembre de 2010.

Dragic, fantástico durante todo el encuentro, manejó a su antojo las primeras posesiones (3-10) poco antes de presenciar el primer mate de la temporada a cargo de Bryant, quien a continuación asistió a Gasol corriendo el contraataque y finalizando como tráiler para poner las tablas (14-14).

Bledsoe y Marcus Morris, unas máquinas de anotar para el conjunto de Jeff Hornacek, mantenían por delante a los de Arizona sin mayores inconvenientes hasta que, como viene siendo habitual, los Lakers sacaron provecho de su dinámica segunda unidad, esta vez mediante los puntos de Nick Young y Wesley Johnson y el trabajo sucio bajo aros de Jordan Hill.

Un parcial abultado de los Suns en el segundo cuarto les puso 14 arriba (23-37). El acierto en el tiro y la apuesta decidida por el contraataque -feroz y letal en manos de Dragic, Morris y Bledsoe- daba resultados, pero los Lakers, apoyados en un sorprendente Jodie Meeks, se vinieron arriba en cuanto Bryant comenzó a hacer encaje de bolillos (47-50).

El líder californiano cuajó una buena primera mitad con 10 puntos y tan sólo una pérdida de balón -su punto negro en su debut del pasado domingo- aunque los Suns, recién comenzada la segunda parte, volvieron a imponer su propuesta de baloncesto eléctrico con un nuevo parcial (51-65).

Eso requirió un nuevo esfuerzo por parte de los locales, consumado a base de tesón, una mayor implicación en defensa -prácticamente nula durante el resto del choque- y acierto, especialmente por parte de Bryant, Young y Steve Blake, que redujeron el déficit a un solo punto (72-73) sin terminar de voltear la situación debido a la explosiva actuación de Bledsoe.

Bryant y Gasol salieron a falta de 6:11 con 84-90 en el marcador y el ataque de los Lakers, lejos de ser monopolizado por su estrella, amenazaba por varios frentes y lograba recortar la desventaja (95-99 tras dos tiros libres de Gasol).

Apretaban los de púrpura y oro, pero los gemelos Morris les pusieron las cosas muy cuesta hasta arriba, con Marcus ejecutando a la perfección en ataque y Markieff decisivo con su defensa sobre el español.

Al final, el temple de Dragic y Marfieff Morris desde la personal enterró las opciones de su rival.

Ficha técnica:

108 - Los Ángeles Lakers (21+30+23+34): Blake (9), Meeks (13), Bryant (20), Williams (4), Gasol (19) -cinco inicial-, Young (13), Hill (13), Henry (12) y Johnson (5).

114 - Phoenix Suns (26+30+23+35): Dragic (31), Bledsoe (18), Tucker (4), Frye (11), Plumlee (6) -cinco inicial-, Marcus Morris (22), Markieff Morris (15), Goodwin (4) y Green (3).

Árbitros: Crawford, Lane y Lewis. Sin eliminados.

Incidencias: Partido de temporada regular disputado en el Staples Center, de Los Ángeles, ante 18.997 espectadores. Lleno. EFE

mg/rml

En esta nota: