SUIZA Cultura -  24 de marzo 2014 - 14:06hs

Arranca en Suiza el salón Baselworld, la gran cita anual de la relojería y la joyería

Baselworld, la gran cita anual de la relojería y de la joyería, se abre esta semana en Basilea, con cerca de 1.500 expositores que exhibirán relojes cada vez más complejos y raros.

Se espera que unas 100.000 personas, así como 3.500 periodistas, acudan a este acontecimiento que se abre a la prensa el miércoles y al público el jueves, y que está considerado como "el gran cónclave de la relojería".

Los expositores mostrarán modelos para todos los gustos y de todos los precios, desde los pequeños relojes deportivos al alcance de todos los bolsillos hasta lo mejor de la relojería mecánica helvética, con piezas cuyo precio puede superar el millón de francos suizos (más de 800.000 euros, 1,1 millones de dólares).

El salón alberga este año a varias de las mejores marcas de la profesión, como Omega, Breguet y Blancpain, las prestigiosas marcas de Swatch Group, o las de grupos independientes como Patek Philippe, Rolex o Chopard.

Hublot, una de las marcas del gigante francés del lujo LVMH, exhibirá un reloj cuya esfera está realizada en cristal de osmio, un nuevo material cercano al platino y uno de los más raros del mundo, indicó a la AFP esta marca.

Las marcas de prestigio multiplican las innovaciones para proponer a los coleccionistas modelos que no se encuentran en todas las muñecas.

El joyero Shawish de Ginebra, por ejemplo, presentará un huevo de chocolate que encierra uno de sus relojes de lujo para conmemorar las fiestas de Pascua.

Tres meses antes del inicio del mundial de Brasil, el fútbol estará presente en el salón. El relojero suizo Jeanrichard, que acaba de firmar un contrato de asociación con el club británico Arsenal, traerá al futbolista francés Robert Pirès para revelar las ediciones limitadas creadas para el club de Londres.

El salón de Basilea es uno de los acontecimientos más importantes del año para el sector de la relojería, junto al que se lleva a cabo en Ginebra el mes de enero.

En Baselworld, los minoristas suelen encargar la mayoría de sus pedidos anuales. Además, el acontecimiento es muy seguido por los analistas financieros, que acuden al evento para tomar el pulso al sector del lujo.

"Respecto a la demanda, esta edición será seguramente una de las más inciertas desde el derrumbe [del sector] debido al declive en China" dijo a la AFP Jon Cox, analista de Kepler Cheuvreux.

En 2013 las exportaciones de relojes suizos sumaron 21.800 millones de francos suizos (17.900 millones de euros), fijando un nuevo récord en valor absoluto. Pero el ritmo de crecimiento de estas exportaciones se ha frenado bruscamente y fue del 1,9% el año pasado, frente al 10,9% de 2012.

Los relojeros suizos, en particular en el sector de los relojes de prestigio, se han visto muy afectados por la caída del mercado en China, uno de los más importantes del mundo, después de la adopción de medidas anticorrupción que prohíben los regalos extravagantes.

En esta nota: