EFE

Una multitud de devotos se cubrió hoy de barro y cáscara de plátanos en un ritual que cada año conmemora en un pequeño pueblo de la isla filipina de Luzón los milagros de San Juan Bautista.