Bruselas Economía - 

Bruselas busca más poder para liquidar bancos, en un desafío a Berlín

BRUSELAS ( AFP ) La Comisión Europea (CE) propuso este miércoles una directiva que le daría más poder para liquidar los bancos con problemas de la zona euro, considerada uno de los pilares de la unión bancaria europea, pero que enfrenta el rechazo de Alemania.

"Tengo el honor de presentar una serie de reglamentos con el fin de tomar lecciones de la crisis que aún no ha concluido", señaló el comisario europeo de Mercado Interior, el francés Michel Barnier, en una rueda de prensa.

Esta propuesta para crear un mecanismo único de resolución constituye "el segundo pilar de la unión bancaria", cuyo objetivo es romper el "círculo vicioso" entre deuda bancaria y deuda soberana, que blinde al continente contra otra crisis financiera.

"La prevención cuesta mucho menos que la reparación", subrayó Barnier.

Los europeos han hecho algunos avances y han diseñado las grandes líneas de un Mecanismo Único de Supervisión, bajo la égida del Banco Central Europeo (BCE), que debería entrar en vigor en el segundo semestre de 2014.

Incluso, a fines de junio los europeos alcanzaron un compromiso sobre las reglas para recapitalizar o liquidar los bancos sin afectar a los contribuyentes. Así es que definieron quién deberá pagar cuando se trate de recapitalizar o de liquidar un banco, y en qué orden: primero los accionistas, luego los acreedores no asegurados, le siguen, llegado el caso, los tenedores de bonos "senior" y en última instancia los depositantes de cantidades superiores a 100.000 euros.

La creación de un mecanismo único de resolución daría más poderes a la Comisión, que podrá decidir si un banco tiene que entrar en proceso de liquidación. En el caso de que un banco de la zona euro se viera en graves dificultades, el BCE, en tanto que supervisor único, haría disparar las alarmas.

Una vez entrado en vigor, el Consejo de Resolución (SRB o "Single Resolution Board") -integrado por miembros del BCE, la Comisión y de las autoridades nacionales- sería el encargado de recomendar la decisión de liquidar el banco a la Comisión Europea.

Según la propuesta, la Comisión tiene la última palabra y es la que decide si un banco tiene que entrar en un proceso de liquidación.

"La Comisión pulsará el botón" para cumplir con la resolución, explicó Barnier.

En ese caso, serán las autoridades nacionales las que se encargarán de poner en marcha la liquidación.

Y sería el Fondo Único de Resolución bancaria, dotado con las contribuciones de los 6.000 bancos de la zona euro, el encargado de inyectar capital a los bancos con problemas.

Sin embargo, este mecanismo único de resolución provoca el rechazo del gobierno alemán, que aduce que va en contra de los tratados europeos. El ministro de Finanzas, Wolfgang Schauble, señaló el martes que su país estaría "dispuesto a un cambio de tratados". Pero claro, esto llevaría demasiado tiempo.

"Nosotros estamos dispuestos a un cambio de Tratados en el futuro", señaló Barnier. Pero "necesitamos" este mecanismo "inmediatamente", recordó.

En realidad, Alemania no quiere que la Comisión sea la que decida si hay que liquidar un banco. Y Berlín también se opone a un fondo de resolución común, que obligaría a los bancos alemanes a financiar la quiebra o los rescates de las entidades financieras de sus socios del euro.

FUENTE: Agencia AFP