"Modern Family" empató el récord al ganar su quinto Emmy a la mejor serie de comedia, mientras "Breaking Bad" se alzó con el premio a la mejor serie de drama y le mereció galardones a un trío de sus actores, en una ceremonia que se tornó sombría cuando Robin Williams fue recordado con autocontrol y gracia por su viejo amigo, Billy Crystal.